Paraplejia y cannabis: La historia de Raymond Vargas

Por Edwin Rodríguez / edwin@lavozdelcannabis.com

La mañana del accidente, Raymond Vargas estaba trabajando pintando las líneas para estacionamientos de impedidos en el municipio de Orocovis, donde se crió, sin sospechar que su vida no sería la misma al culminar el día.

“Trabajé medio día bajo el sol y luego decidí salir a refrescarme junto a mis primos en el río. Ahí fue que sucedió el accidente. Me tiré al agua y me di en la cabeza, ya que no sabía que había una piedra debajo del agua… Ese momento en particular fue surreal… estaba trinco y no podía mover los brazos ni las piernas (debajo del agua), pero no estaba inconsciente. Pude coger un buche de aire y gritar ‘¡auxilio!’. Varias personas se tiraron a ayudarme sin pensarlo y luego me trasladaron al hospital de Aibonito”, rememoró el joven de 25 años, quien a raíz del accidente fue diagnosticado con cuadriplejia incompleta.

Este evento sucedió hace ocho años, cuando Raymond tenía 17 años de edad. La condición le provoca espasmos y movimientos involuntarios en las piernas. Además, Raymond explicó que puede mover los brazos y manos, pero con cierto límite de fuerza y destreza.

Los primeros dos años de su condición los pasó a fuerza de medicamentos recetados, como baclofen, percocet y opioides, “pero tenía muchos efectos secundarios y eran peores. Los espasmos eran tan fuertes que me caía de la cama”.

“Esos dos años después del accidente estuvieron llenos de depresión, malestar estomacal (por las pastillas) y parecía un zombie… pero esos dos años abrieron mucho mis ojos. Por tal razón, no tomo pastillas. El remedio me duraba poco y los efectos secundarios eran peores”, abundó.

¿Cuándo decidiste medicarte con cannabis y cómo fue esa experiencia?, se le preguntó.

“Un amigo me ofreció marihuana, aunque sabía que yo no era fanático de la misma pues me decían que podía convertirme en un adicto y utilizar otras drogas como la cocaína… Me puse a ver videos y me impactó cuando vi a una persona convulsando y (el cannabis) le alivió este episodio de forma instantánea al probarlo… Un día vinieron a mi casa con una bonga y la traté por primera vez y decidí que esto era lo que quería de ahora en adelante. Luego de probarla, comencé a sentir un cosquilleo desde los pies y era como una sensación que nunca había sentido. Esto brega y tiene resultados positivos. Luego que me di el primer ‘puff’, las piernas se quedaron quietas y relajadas y dije que era un milagro, ya que me sentía muy tranquilo. Es simplemente impactante”, compartió el joven.

De otro lado, el paciente-activista indicó que el cannabis tiene un efecto positivo en su mente y emociones, ayudándolo a “sentirme mejor. Me pone alegre y más feliz. Es mucho más fácil canalizar mi enojo y me hace mucho más sociable. Si estuviera tomando fármacos estaría más cohibido y me limitaría más al interactuar con otros. El cannabis rompe esas barreras”.

¿Cuál es tu método de consumo predilecto?

“Utilizo la flor y es lo más que uso. La desenmoño y tengo mi pipa para utilizarla, ya que al fumarla me hace el efecto más rápido. Es más viable para mí de esta forma. He probado la marihuana en blunts, cigarrillos, en vaporizador, en aceite, sublingual, etc. Me gusta más la flor seca, ya que su efecto me relaja absolutamente todo de forma rápida”,

precisó, quien también disfruta de cultivar plantas comestibles, dibujar y leer.

¿Cómo sería tu vida sin cannabis?

“Mi vida sin el cannabis sería una pesadilla. Una vida llena de dolores de barrigas, dolores intestinales y no es una vida que quisiera experimentar. No tendría una vida productiva y estaría más encerrado… El cannabis me ha ayudado a algo tan sencillo como el comer… Me da mucha energía, me ayuda a dormir, a levantarme y a ejercer fuerza en mis brazos para subir la cuesta de mi casa”, manifestó.

¿Qué le dirías a personas que están en contra del uso medicinal del cannabis?

“Instrúyete. Hay tantos libros y científicos. ‘The Emperor Wears No Clothes’ (Autor: Jack Herer), lean ese libro primero y luego me hablan. El cannabis tiene tantas propiedades que se pueden utilizar para hacer cosas como zapatos, correas, sogas, su consumo etc. El cannabis es una planta -Dios no hace errores- y nos da medicina y un sinnúmero de cosas para nuestro diario vivir. Lo que necesitamos es educación”, concluyó.

Contáctanos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Sending

©2017   logo2 small  Cultivando Aceptación

You must be 18 years old to visit this site.

Please verify your age

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account