Fundamentos del cultivo: El ciclo del cannabis

Por Mapache Green / mapachegreenthc@gmail.com 

Nota del editor: Primer artículo de la serie, en la que cubriremos todos los fundamentos del cultivo del cannabis.

La planta del cannabis medicinal es una hierba de ciclo anual. Esto quiere decir que en un año pasa por todas las etapas de su vida: semilla, plántula, estado vegetativo, florecimiento, generación de nuevas semillas y muerte. Atenderemos cada parte del ciclo en este artículo para darte una idea general. Y luego abundaremos en cada tema en artículos por separado.

Así que cuando cultivamos cannabis debemos recrear las condiciones adecuadas para cada etapa de este ciclo:

Semilla

Debemos empezar con semillas de buena genética. Usualmente, la gente comienza a experimentar con semillas que le regalan los panas de la última bolsa que compraron… Pero honestamente no vale la pena pasar trabajo cultivando una semilla misteriosa. No sabemos qué genética tiene ni podemos predecir el resultado. Puede ser una gran sorpresa o un fracaso.

Hoy día casi todos los growers-agricultores consiguen sus semillas en el Internet. Desde distintas partes del mundo envían semillas que ya están identificadas. Así sabemos qué genética (índica, sativa, híbrida o automática) y que cepa (strain) estamos cultivando.

Germinación

Para germinar la semilla, la pones en un vaso de agua durante 24 horas. Así la semilla absorbe el agua y acelera la germinación. Luego la pones en una servilleta húmeda y la colocas entre dos platos para que quede a oscuras.

Vas a verificar todos los días que la servilleta esté húmeda. También ayuda poner tu semilla sobre un pad tibio. La humedad, la oscuridad y la temperatura tibia activan la semilla para que germine. Puede tardar entre dos y diez días.

Cuando tu semilla germine, verás que ella se abre y saca una pequeña raíz, como un rabito blanco.

Haces un agujero en la tierra como de 1/2” de profundidad (media pulgada) y colocas tu semilla con mucho cuidado, con la punta de la raíz hacia abajo. Moja la tierra primero, antes de sembrar tu semilla y cubrirla.

Plántula

Una vez tu semilla germina, tardará un par de días en salir de tierra y mostrar su primer par de hojitas redondas o cotiledones. Luego irá creciendo nuevos pares de hojas, con su particular forma serrada (con piquitos).

En esta etapa básicamente tienes una planta bebé. Es frágil y demasiada luz, demasiada agua o demasiado calor la matará. Así que debes tenerla en un lugar que le dé sol de la mañana o con luz tenue como de bombillas fluorescentes, en lo que se desarrolla más. La humedad debe ser alta, así que puedes rociarla con agua y mantenerla debajo de un domo de plástico.

Se considera una plántula cuando tiene menos de dos semanas de crecimiento.

Estado vegetativo

Luego de una o dos semanas de crecimiento, pasa de ser una plántula a ser una planta en estado vegetativo. En esta etapa del ciclo, el cannabis se dedica a crecer y crecer. Ramas, tallos, hojas… La planta está más fuerte y aguanta mayor intensidad de luz. Mientras más luz mejor. Para mantener la planta en estado vegetativo el ciclo de luz debe ser: 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad.

La luz le da la señal a la planta sobre en qué etapa de su ciclo se encuentra. La luz es el “manual de instrucciones” de la planta. Cuando los días son más largos (18 horas de luz y 6 de oscuridad) ella seguirá creciendo sin florecer.

Florecimiento

El cannabis termina la etapa de crecimiento vegetativo cuando los días se van haciendo más cortos y las noches más largas. En el caso de Puerto Rico, el verano sirve para la etapa vegetativa. Cuando llegan las navidades y las noches se hacen más largas, el cannabis comienza a florecer.

El ciclo de luz en esta etapa del ciclo es de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad.

Esto le da la señal a la planta de que es momento de florecer.

El cannabis es una planta de dos sexos: macho y hembra. El sexo de la planta se conoce cuando el ciclo de luz es 12/12 y la planta hembra comienza a formar sus flores, mientras que el macho crece unos capullos que produce polen.

Cuando el polen del macho cae sobre las flores de la hembra, ésta produce semillas. Y, una vez las semillas maduran, la planta muere y culmina su ciclo.

La flor

Una vez cambiamos el ciclo de luz a 12/12, identificamos los machos y los eliminamos. No queremos cultivar polen (a menos que vayamos a crecer semillas o criar nuestras propias cepas). El agricultor de cannabis lo que busca es la flor madura de la hembra, sin polinizar.

Sin el polen del macho, el cannabis hembra florece hermosos cogollos o moñas que son su flor. Y esta flor contiene los aceites medicinales que tanto disfrutamos.

Lee aquí el segundo artículo Fundamentos del cultivo: Tierra para cannabis.

Sigue pendiente a esta serie de artículos. Profundizaremos en cada uno de estos temas y otros.

Contáctanos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Sending

©2018   logo2 small  Cultivando Aceptación

You must be 18 years old to visit this site.

Please verify your age

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account