Fundamentos del cultivo: Cosecha

Por Mapache Green / mapachegreenthc@gmail.com

¡Por fin la cosecha!

Felicidades. Has llevado tu hermosa planta a la cúspide de su ciclo. Tus moñas están listas para cosechar.

¿Cómo lo sabes?

Primero necesitas un microscopio de mano, “hand microscope”. Se consiguen baratos. Con este instrumento (foto arriba) verás muy de cerca tus moñas. Te recomiendo alguno que tenga una bombillita LED al frente. Así aumentas e iluminas y verás claramente.

Gracias al microscopio, notarás que tus moñas o flores tienen unos “palitos con una bolita arriba”, que parecen hongos pequeñitos. Estos son los tricomas. Son los cristalitos blancos que se le ven a las moñas a simple vista.

Los tricomas son las glándulas que producen el aceite de cannabis, que contiene los preciados cannabinoides, que surten los efectos medicinales y tripiosos en nuestro cuerpo.

Los tricomas te dirán si tu planta está lista o no para cosechar.

Al principio de la floración estos tricomas se verán totalmente transparentes, como cristal (como en la foto arriba). A medida que la flor madura, algunos de estos tricomas se irán poniendo blancuzcos, color blanco. Y cuando maduren mucho se verán color ámbar.

Queremos cosechar cuando más o menos el 50 % de los tricomas se ha tornado blancuzcos.

Lo que sucede es que a medida que el aceite de la flor va madurando va cambiando de color. Si esperamos a que muchos tricomas estén color ámbar, el THC se va descomponiendo o desmejorando. Y esto hace que el efecto sea muy pesado (tipo índica pura, sin importar la cepa)

Es mejor cosechar la flor antes de esto y que el THC continúe su proceso de maduración mientras la flor se seca y cura.

Así que la regla general es observar bien las flores y cosecharlas cuando el 50 % de los tricomas esté color blancuzco y sólo unos pocos color ámbar.

Una vez decidiste cosechar, debes cortar tu planta. Esto es medio triste para quien ha visto la planta crecer día tras día. Es como si fuera una mascota. Pero se te pasará cuando recuerdes los porros que te harás con tu propia hierba.

Simplemente corta tu planta en la base del tallo. Y con una tijera córtale todas las ramas de hojas y quítale todas las hojas.

Puedes aprovechar y recortar todo lo que no sea flor y dejar las flores en sus tallos. Así las pondrás a secar para posteriormente disfrutar del humo medicinal de la marihuana.

Contáctanos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Sending

©2017   logo2 small  Cultivando Aceptación

You must be 18 years old to visit this site.

Please verify your age

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account