Diferencias visuales entre el cannabis índica y sativa

El mundo del Cannabis es amplio y complejo, pero todos los beneficios que recibimos de esta medicina provienen de la misma planta en sí. Ahora, el cannabis tiene tres especies, con dos que son los que componen el mayor porcentaje de la población y que a su vez fueron las clasificaciones originarias: sativa e índica.

Para beneficio de toda la comunidad de Moña.com vamos a esclarecer las diferencias visuales entre cada una de ellas. Esperamos que sea de gran ayuda.

1. Origen Geográfico

Ambas especies de marihuana son adaptaciones variadas para cada clima. El cannabis sativa proviene de las selvas de zonas ecuatoriales de países como Tailandia, Camboya, Jamaica, Colombia y México entre otros, donde reciben más horas de sol y donde la luz no varía durante todo el año. La variedad índica es originaria de la zona Hindu Kush, una gigantesca cordillera montañosa de más de 800 kilómetros donde se encuentra Afganistán, Pakistán, Norte de la India y hasta China, donde el clima es bastante frío. 

2. Altura de la planta

En cuanto al crecimiento de cada una, la planta índica es de tamaño más pequeño que la sativa, casi siempre llegando a los tres pies. Esta planta es corta y bastante ancha. Por su lado, las plantas sativas crecerán siempre más altas que las índicas. Hay  sativas  que consiguen llegar a los seis pies de altura.  De hecho, una planta Cannabis sativa puede crecer hasta 25 pies o más en un solo año.

3. Forma de las hojas

Cuando la planta es índica casi siempre podemos notar que sus hojas son anchas y  verde oscuro. Sin embargo, las hojas obtenidas de las plantas sativas son más pequeñas y delgadas que las índicas y son más brillantes en color. Ésta es una de las maneras más fáciles de determinar a cual especie pertenece una planta.

4. Ramificación

Una cosa es la altura o grosor que puedan presentar estas plantas y otra es la manera en que cada una hace sus propias ramificaciones y las moñas o flores (“buds”, en inglés). En el caso de una planta índica, la ramificación es más densa, corta y pesada; mientras que las ramas de la planta sativa se dan de una manera espaciada entre sí.

5. Moñas o flores

Las flores o moñas son el producto final de este magnífico proceso; es lo que todos buscamos a fin de cuentas. Las flores de las índicas son bastante pesadas y olorosas y tienden a crecer en grupos. Las flores sativas son a menudo largas, puntiagudas y no muy densas.

6. Floración

La floración es cuando comienzan a aparecer moñas/flores en una planta, pero entre ambas categorías hay también su discrepancia. En la planta índica, la floración dura de 8 a 12 semanas; mientras la floración en las sativas puede demorar de 10 a  las 16 semanas. Este periodo de tiempo es lo que le toma a la planta madurar sus flores. La sativa suele tomar más tiempo en madurar que la índica. Pero ambas plantas comienzan su proceso de floración una vez las noches son más largas (cuando es cultivada bajo el sol) o cuando el cultivador cambia las luces del cultivo a 12 horas de luz y 12 de oscuridad.

7. Rendimiento

El rendimiento en la industria del cannabis suele ser sorprendente, si lo analizamos en valor monetario. Consideremos que una onza de cannabis se valora en $250 comenzando y una libra de cannabis es valorizada empezando en $2,000.00, pero usualmente una libra de buen cripy cuesta unos $4,000. En el caso de las índicas, suelen cosecharse de 1.5 hasta 4 onzas por planta. El tamaño de cosecha de la planta sativa es de 3 onzas a 1 libra por planta. Pero, en casos de cultivo en exterior, en el que dejan las sativas crecer a su máximo tamaño, una sola planta podría producir varias libras de marihuana.

Contáctanos

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Sending

©2018   logo2 small  Cultivando Aceptación

You must be 18 years old to visit this site.

Please verify your age

Log in with your credentials

or    

Forgot your details?

Create Account